BIOLLAMA

Calor Sin Humo


Deja un comentario

Decorar con Fuego

Hoy en día disponemos de multitud de materiales, texturas y formas para decorar y crear ambientes. Ya podemos pensar en un elemento más a la hora de concebir nuestros proyectos de decoración, el fuego.

Ya es posible decorar con fuego sin las limitaciones tradicionales como la salida de humos o instalaciones de gas. Existe una gran variedad de quemadores de bioetanol para poder decorar con fuego y crear espacios cálidos y confortables, adaptándolos y personalizandolos a nuestro gusto. El uso de estos quemadores de bioetanol es muy sencillo y el mantenimiento es prácticamente nulo, por lo que se convierten en objetos de decoración dinámicos y muy eficientes.

En el showroom de BIOLLAMA se pueden ver y probar algunos modelos representativos, así como recibir asesoramiento de los modelos que mejor se pueden adaptar a sus necesidades.

 Imagen

 

Y no tan solo debemos ceñirnos a pensar en espacios cerrados como salones, dormitorios, lobbies de hoteles, etc. ya que también podemos decorar con fuego piscinas, jardines, terrazas, etc. 

Crear un espacio distinguido es posible y en BIOLLAMA queremos ayudarle. Como empresa de referencia que  somos, disponemos de piezas exclusivas en piedra, auténticas obras de arte que unen dos elementos mágicos como son el fuego y la piedra. Podemos hacer el diseño que su imaginación dibuje e insertar los quemadores de bioetanol que usted desee, con mando a distancia o sin mando.

La elegancia y el candor del fuego sin limitaciones para convertir cualquier espacio en único.


Deja un comentario

¿Calientan las chimeneas de bioetanol?

En los países de Europa Occidental las biochimeneas se consideran únicamente un mero elemento de decoración, olvidando su innegable función de calefacción. ¿Por qué estás chimeneas tan ecológicas no son apreciadas como una fuente real de calor?Es por qué muchas personas consideran que una biochimenea no es más que un bonito objeto de decoración, olvidando que puede servir perfectamente como fuente de calor. No deberíamos pensar en una biochimenea únicamente como en un objeto temporal, una decoración para una cena solemne o elemento de diseño interior Tenemos que darnos cuenta del poder calefactor que tiene una biochimenea porque sólo así vamos a poder sacarle el partido adecuado como fuente de calor perfectamente válida.

La potencia térmica de una biochimenea estándar es de aproximadamente 3 kW. A título de comparación, un radiador estándar tiene una potencia de entre 1,5 kW y 2 kW, lo cual significa que una biochimenea puede reemplazar con éxito hasta dos radiadores en una habitación. Evidentemente, todo depende de lo grande que sea la habitación que queremos calentar, pero para un salón de tamaño medio es más que suficiente.

Sin duda, las chimeneas tradicionales tienen una potencia más alta y alcanzan hasta 7 kW, pero también es tan potente que puede sobre-calentar el interior, los muebles, accesorios e incluso las personas y los animales que se encuentran en su entorno. Además, para mantener el fuego y una temperatura adecuada en la chimenea convencional se necesita bastante trabajo (preparar madera, añadirla al fuego, limpiar, vaciar el hogar de cenizas, etc.). En el caso de una biochimenea obtenemos hasta la mitad de la potencia térmica de una chimenea tradicional sin ningún esfuerzo. Los únicos gestos necesarios son encenderla y añadir el combustible una vez que este se acabe. No necesitamos preparar el combustible nosotros mismos, no necesitamos limpiar ni vaciar el hogar. Y la diferencia más importante, no necesitamos ningún sistema de evacuación de humos, imprescindibles en el caso de las chimeneas tradicionales Cualquier tipo de instalación de evacuación de humos es innecesaria en el caso de una biochimenea.

Muchos están convencidos de que una biochimenea tiene únicamente valores decorativos porque suponen que tiene una pequeña capacidad de generación y acumulación de calor, lo cual no es totalmente correcto.

Imagen